A toda costa impide el miedo desplazГЎndolo hacia el pelo la ansiedad en un amarre